Disfruta del camino

Con el tiempo vas caminando por senderos que nunca hubieras imaginado, con compañías que nunca esperarías tener, y todo ello va haciendo que el sendero se vaya llenando de luz y de color, y entonces crecemos y aparecen los exámenes, conflictos en las relaciones con conocidos y amigos y empezamos a dispersar nuestra atención, y cada día vamos prestando más atención a lo que aparente ser “urgente” e “importante”, dan por asentado lo que nos hacía pasar grandes tardes y alegres días, los amigos, la familia y nuestros hobbies.

 

Confiamos en que una vez que seamos profesionales o estemos trabajando tendremos tiempo para hacer lo que nos gusta, porque así nos programamos, sin entender que en lo que realmente nos estamos programando es ir desplazando nuestro gusto. Así empezamos primero aplazamos todo a cuando salgas de la universidad, luego cuando consigas trabajo, para dar paso a cuando consigas aumento, a cuando te cases, para luego cuando tengas hijos, sin olvidar el cuándo crezcan los niños, para llegar al tan mencionado cuando tengan su carrera mis hijos. Y así se nos va el tiempo, los arbustos te privaron de ver el bosque. Y no digo que sea sencillo, claro que no, por supuesto que no lo es, en cada etapa, cada vez que decidimos no hacer nada y aplazarlo, recibes una dosis de nostalgia y remordimiento, hasta que a estos sentimientos se les agrega él hubiera, convirtiendo todo en un sentimiento de derrota, y decir si tan solo pudiera regresar el tiempo.

 

El tiempo no lo puedes regresar, y de todas formas a ti que decides darte un tiempo para leer esto te lo diré como a un amigo, decir que si regresaras el tiempo harías algo de diferente manera nos es más que una gran paja mental. Hace 10 años no pensabas como ahora, ¿qué te hace pensar que tomarías una diferente decisión?, la información con la que hoy cuentas no es la misma que la de hace 10 años, claro que ahora la decisión “más correcta”, si así decides llamarla, parecería ser otra, con la información que contabas hace 10 años la mejor decisión fue la que tomaste.  Como escribí al inicio de este párrafo no existe forma de volver en el tiempo, pero si existe una opción, que es con la que procedo yo cada vez que me topo con situaciones así, volviendo a hace 10 años, tal vez pareciera que el mejor momento para haber realizado “x” acción era hace 10 años, bueno el 2do mejor momento es ¡hoy!

 

Nunca des por vencidas tus ilusiones y anhelos, nunca des por asentada a la familia por sumergirte en el día a día, y si ya lo hiciste, no te venzas ante las circunstancias pensando, ya me perdí de las cosas, vuelve al sendero, como dijo Albert Einstein “… La vida es como andar en bicicleta, para mantener el equilibrio solo queda seguir pedaleando”. No dejes que el día a día, la culpa, los problemas aparten la vista del bosque.

 

Como vives tus días vives tú vida, no puedes dar los días a realizar cosas que no son las que quieres o no forman parte de tú plan esperando que mágicamente el plan se realice solo. Un gran compañero de trabajo, uno de esos maestros de la vida que Dios y el Universo ponen en tú camino, me dijo “…solo puedes vivir un día a la vez, y ese solo es el presente, el pasado ya se fue y no volverá y el futuro pertenece a Dios, quieres corregir tú pasado y mejorar tú futuro, vive tú presente”. Disfrutar el camino, es lo que da a la vida el sentido especial, la felicidad, éxito, realización o cualquier cosa que busques es un efecto, la causa es disfrutar y poner pasión en lo que haces.

 

Muchas gracias por el tiempo que dedicaste a leer esto, en medida que todos decidamos mejorar nuestras vidas mejoraremos las vidas de quienes nos rodean. Si quieren saber más al respecto o tienen dudas, pueden dejar un comentario, o contactarme a través de los links que aparecen en la página en la sección de Contacto o por Twitter, Facebook o LinkedIn. Todos sus comentarios serán bien recibidos.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Isamar Becerra (lunes, 25 abril 2016 07:47)

    Muy bonita reflexión Tadeo felicidades!