Actuar con Sentido

La mayor parte del tiempo permitimos que nuestro sentimientos gobiernen nuestras acciones, por lo que nos convertimos, literalmente, en seres instintivos, sin embargo pocas, por no decir nulas, veces nos detenemos a cuestionarnos ¿qué es lo que siento en este momento?


Nuestras acciones no voluntarias responden a nuestros sentimientos arraigados, los cuales están en forma pasiva hasta que alguien nos dice o percibimos su actuar de determinada forma y esto funciona como un catalizador que activa ese sentimiento y gobierna nuestra acción.


El no ser consiente de nuestros sentimientos al momento de actuar se basa en nuestra falta de autoconocimiento, como decía Pascal “Todos los problemas de la humanidad proceden de la incapacidad del hombre de estar sentado en una silla en silencio”. Es necesario conocernos para identificar como podemos guiar nuestro proceder y las elecciones que vamos realizando a fin de mantener un elocuencia y congruencia en nuestro accionar, y de esta forma implementar el sentido del “valor” en nuestras acciones.


Si empezamos a incluir el aportar valor en nuestras acciones estaremos en contacto un principio básico que rige a la abundancia en el universo, el cual indica que la cadena del recibir comienza con el dar desinteresadamente. Añadir valor sin esperar valor cambio creará un ciclo de abundancia en nuestra vida y ahí es donde entra el actuar con sentido, pues si nuestro actuar está basado en el miedo, atraeremos frustración, depresión y muchas veces esto acabará en rabia impulsos destructivos hacia quienes no rodean o hacia nosotros mismos, en cambio si nuestras acciones se rigen por amor, el ciclo estará basado en amor, comprensión y felicidad.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0